virreinato.inah.gob.mx
Inicio Antiguo colegio de Tepotzotlán Historia Colegio

Historia

 

Colegio

 

 

El Colegio y sus dominios

Para el siglo XVIII, Tepozotlán era, además de uno de los centros educativos más importantes de la Nueva España, uno de los colegios de la Compañía con mayor número de tierras, haciendas y ranchos. La administración y producción de estos bienes hicieron posible su desarrollo económico y cultural.

El estudio  de las lenguas indígenas

Cuando en 1580 los jesuitas llegaron a Tepotzotlán,  su misión era aprender  náhuatl, mazahua y otomí para realizar labores de evangelización en las misiones. Fue un interés lingüístico lo que los atrajo a la región.

El Colegio de Lenguas indígenas  inició sus actividades con una docena de estudiantes. Fruto de esta escuela fueron varias obras lingüísticas que sirvieron para la enseñanza durante más de doscientos años.  Ya en 1585 los profesores del Colegio habían compuesto un vocabulario trilingüe en castellano, náhuatl y otomí.

 
 

El  Seminario de San Martín

Era un seminario/internado para los niños indígenas pertenecientes a las principales familias de la región.  En él  se brindaba educación básica de tres años durante los cuales aprendían a hablar, leer y escribir  el español y eran instruidos en la doctrina cristiana. A los de mayor capacidad y aptitudes se les enseñaban música, canto y gramática latina.

En música los alumnos sobresalieron de tal manera que el padre Andrés Rivas apuntaba en 1654, que salieron “tan diestros estos niños” que de las catedrales los llamaban para que sirvieran en sus coros y capillas. En honor a esta tradición, en el año de 1988 se creó el Coro de niños cantores de Tepotzotlán que continúa la enseñanza de la música a niños de la región.

La expulsión

En 1767 el rey Carlos III expulsó a los jesuitas de los dominios españoles de acuerdo con la nueva política borbónica. La madrugada del 25 de junio de ese año, los jesuitas de Tepotzotlán fueron arrestados y obligados a emprender el camino a Veracruz y embarcarse, vía La Habana, hacia el viejo continente.

En el destierro, jesuitas distinguidos en las artes liberales promovieron el conocimiento de México entre los europeos, que hasta entonces menospreciaban la capacidad científica y literaria de los nacidos en América. En Europa, por ejemplo, Francisco Javier Clavijero escribió su Historia antigua de México y Francisco Javier Alegre describió con nostalgia sus recuerdos de la tierra novohispana.

 

 

 

 

 

El abandono del edificio

Los jesuitas abandonaron de manera precipitada edificios y pertenencias en la Nueva España, y no obstante que la Compañía de Jesús regresaría en 1885 a Tepotzotlán, este famoso centro cultural nunca recobró el esplendor que tuvo en el periodo vireinal.

Después de la expulsión de los jesuitas, el edificio quedó abandonado por varios años, mientras la Junta de Temporalidades —creada por el gobierno virreinal para administrar los bienes materiales de la Compañía decidía su futuro.

 
CréditosWebmaster

 

Plaza Hidalgo 99, Bo. San Martín, Tepotzotlán, Estado de México,  México, CP 54600 Teléfonos. 5876-2770, 5876-0245, 5876-2770

MUSEO NACIONAL DEL VIRREINATO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2011